martes, 18 de septiembre de 2012

Raíces






El renuevo de endebles raíces
cual atleta esforzado y valiente,
que al cansancio no da tregua,
taladrando va la dura tierra
para alcanzar las aguas profundas.
En oculto despliega fornidas raíces,
ante el mundo, crece majestuosa
la imponente palmera del desierto.

Más allá de su belleza física,
descuella su talante...
bajo su sombra acoge al caminante,
de su fruto de agua dulce
da de beber al sediento.
Resiste los más impetuosos vientos,
pues a su tronco siempre derecho
 profundas raíces lo sostienen.

Semejante a ella es el hombre de fe
que ha nutrido sus raíces
en la Palabra viva de Dios,
que salta para vida eterna,
aun en medio de la tempestad,
comparte, resiste y permanece firme.


46 comentarios:

  1. Precioso Cina, esa comparación es perfecta, así es el hombre de fe, pase lo que pare, no deja sus raíces. Me ha gustado mucho.
    Gracias
    Mil besos de ternura y sigue escribiendo, es una delicia leerte, de verdad, no es un elogio en vano.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sor Cecilia por su lindo comentario, que Dios le bendiga, reciba todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  3. Sin la fortaleza de las raíces no hay árbol que resista; sin una visión trascendente la vida carece de sentido.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué belleza de entrada! Quiero tener esa fe de raíces profundas en medio de la tempestad de la vida. Muchas gracias, y muchas gracias por tu comentario en mi blog.

    Un beso y muy feliz día.

    ResponderEliminar
  5. La fe solida que aunque vengan tempestades, nada
    ni nadie la haga vacilar. Con raíces como tu post bien
    dice profundas contra viento y marea.
    ¡Muchas gracias! Me ha gustado mucho.
    Un abrazo fuerte. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  6. Me he acordado de la historia de mi palmera, ¡pobre...!

    ResponderEliminar
  7. No cabe duda de que es una raíz muy fuerte la Fe.
    Siempre hermosos y reflexivos tus poemas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy cierto Cinerazina, porque aquel que vive solo en orilla de la rivera y no se mete de lleno a buscar alimento para el corazon, facilmente cae en las tentaciones de la vida, saludos estelares desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  9. Hola mi querida amiga que hermoso poema muy bello como tu alma tu te pareces a esa palmera por la firmeza de tu fe y tus bella palabras un placer leer siempre tus profundas reflexiones.

    Un abrazo muy grande que tengas un hermoso día te quiro mucho amiga gracias por tu amistad y cariño.

    ResponderEliminar
  10. ESAS RAICES FORMAN PARTE DE LA ENERGÍA PARA MANTENERNOS EN PIE CON LA FUERZA DEL CORAZÓN Y EN ARMONIA CON EL SER.
    PRECIOSO POEMA.
    BESITOS QUERIDA CINARIZINA.

    PD TEJO AL CROCHET, NO TAN BIEN COMO MI MAMÁ, SOY ALGO DESPROLIJA JIJIIII. HE TEJIDO CAMPERITAS, CARPETAS, DE TODO...

    ResponderEliminar
  11. Un poema muy sentido, lleno de amor a Dios. Cogiendo a la palmera como ejemplo, se llega a esa fe profunda, como las mismas raíces de la palmera.

    Encantada de conocerte, Cinarizina.
    Me quedo también a tu lado. Me gusta tu autenticidad.
    Recibe un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Cina por deleitarnos con tu hermoso poema!
    Un cariñoso abrazo amiga y linda tarde!

    ResponderEliminar
  13. Firmes, si, pero flexibles como lo son las palmeras que pones en tu foto, por eso nunca caen...

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  14. Hola amiga, bello y reflexivo pomea que llena mi alma de paz. Cuidate.

    ResponderEliminar
  15. Bello poema, lleno de fortaleza y esperanza.Un placer visitarte.Feliz día.Besos.

    ResponderEliminar
  16. Un Afectuoso saludos, querida amiga Cinarizina.Como bien dices, la Palmera es Acogimiento amable con su sombra, alimentando con su fruto, que renueva la energía.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  17. Amiga mía todos necesitamos tener raíces, saber de donde procedemos, y dónde nos instalaremos para hacer nuestra vida algo más llevadera y llena de sentido.

    Un abrazo enorme siempre lleno de mi cariño.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Cinaricina por tu presencia en mi tierra de letras.
    El hombre sin Cristo en su corazón está perdido en la tumba de la existencia.
    Cristo en mi y yo en todos.
    Un abrazo desde el alma

    ResponderEliminar
  19. Me gustaron tus versos. Es una alabanza al Altísimo y un ejemplo en el camino.

    ResponderEliminar
  20. ¡¡¡que maravilla¡¡¡la palmera tan arrogante ,esbelta ,llena de vida en su fruto de agua dulce riquisima y fresca llena de esperanza a la vida .
    te admiro y te considero muy querida amiga mia
    besosssssssssMarina

    ResponderEliminar
  21. Infinitas gracias querida y admirada poetisa por siempre mimar nuestra alma con la sensibilidad y belleza de tus versos. Muchos besinos de esta amiga con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
  22. Un hermoso poema. Me ha gustado visitarte. Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Precioso poema con los milagros de la naturaleza y grandeza de Dios. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Que verdad lo que dice tu poema, el hombre de fe no se deja abatir ni por la más fuerte tempestad.

    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  25. Hermoso poema amiga-poeta la fe mueve montañas y la fe es ciega.
    Se tiene fe o no se tiene fe, en un mundo de luces y sombras.
    Besos de MA y feliz día.

    ResponderEliminar
  26. UN BESITO QUERIDA AMIGA
    QUE TENGAS BONITO DIA.
    CARIÑOS ENORMES DESDE ARGENTINA CON TODO MI AMOR.

    ResponderEliminar
  27. un precioso poema cina,un poema que nos enseña una hermosa reflexion,una enseñanza para todos.

    te dejo un fuerte abrazo y te deseo un hermoso fin de semana!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  28. Cina que hermoso poema, siempre tus palabras nos lleva a la reflexión. Dios te bendiga amiga, gracias por tu presencia en mi blog, sos de mucha bendición. Buen fin de semana!! Te quiero mucho: Tere

    ResponderEliminar
  29. Y malo no tener capacidad de arraigo. Y no poseer la robustez de un tronco que nos sostenga.
    Felicidades por este delicado poema, siempre con la impronta de tus reflexiones, Cina.
    Mi abrazo

    ResponderEliminar
  30. La naturaleza se nutre de aguas profundas como lo hace el hombre sabio.

    Hermosa reflexión, mi querida amiga.
    Abracitos cariñosos y que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  31. Amiga mia te habia perdido la pista últimamente y la acabo de recuperar ahora y si tienes razón en todo lo que dices en esta hermosa poesia, pero el hombre cada dia mas esta solo luchando como la palmera en un desierto, solo y sin ayuda de nadie, menos mal que tenemos algo que nos ayuda a seguir hacia adelante y es Dios y la Fe en El.
    Un beso amiga y hasta pronto

    ResponderEliminar
  32. Hola, al parecer un pqueño problema en tu blog, bueno encantado de leerte una vez mas, y diculpa mi ausencia en tu blog, como ya habia dicho tuve algunos problemas.

    bellas palabras.

    un saludo, sabrazo y miles de sonrisas.

    ResponderEliminar
  33. BUENAS NOCHES QUERIDA AMIGA
    QUE TENGAS BONITO DOMINGO.
    UN CARIÑO GRANDE PARA TI.
    BESOS

    ResponderEliminar
  34. EL sufrió mucho más, verdad???

    Un abrazo muy grande querida Cina, tus palabras son bálsamo y alimento.

    Cuidate mucho y un lindo domingo

    ResponderEliminar
  35. querida amiga, hermosa verdad... el alma humana es por naturaleza buena y como esa palmera sus raices y sus sentimientos son profundos y serenos... un beso.

    ResponderEliminar
  36. Hermosa similitud que expones de la fuerza y vigor de las raices de la palmera del desierto ante las inclemencias que la abaten en esa arida inmensidad y se mantiene firme y da frescura y calma la sed del que se acoge a su tronco; así la palabra del señor, que nos vigoriza, calma nuestra de sed de amor,paz y tranquilidad en un mundo cada vez más implacable que pone a prueba nuestra fe.
    Un enorme placer leerte y disfrutar de tus reconfortantes versos estimada Cina.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  37. En tu poema, me contagia esa gran fe. Hay que haberla mamado desde niños para no desfallecer, para ser fuertes, seguir adelante, pese a las adverdidades y llegar un día hasta EL.
    Después de unas largas vacaciones, he vuelto y he querido visitarte, no os he olvidado, os he echado mucho en falta y regreso para deciros que estoy encantada de volver a estar en esta gran casa.
    Cariños y abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
  38. Hola Cina, precioso poema, es hermosa la descripción que haces de la palmera, para decirnos que el hombre de fe es como una roca fuerte que no se derriba. Y las enseñanzas del Maestro como una roca fuerte sobre la cual se construye lo que se desea.
    Gracias Cina por tu cercanía, tus pps son preciosos y reflexivos además. Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  39. Os Homens devem alimentar as suas raízes, o seu ser, para que na vida e em vida, se tornem melhores, para tal, a presença de Deus é imprescindível.
    Lindo poema querida amiga.
    beijos
    cvb

    ResponderEliminar
  40. que precioso hermana Helen!un abrazo grande en el Señor =)

    ResponderEliminar
  41. Siempre me deleito con tus reflexiones Cina!
    Verdaderamente la fè que Dios a puesto en nuestro corazòn es la que nos sostiene cada dìa, ya que el amor de nuestro Salvador fluye momento a momento, dia a dìa y su misericordia es para siempre.
    Lindas tus palabras de edificanciòn y fortaleza.

    /Mil Bendiciones
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar